Gestión Ambiental | Inglaterra: estudiantes crean
Fue creado en una facultad de arte, pero podría cambiar el futuro de la ciencia y el medioambiente. Un envase biodegradable para el agua podría hacer obsoletas a las botellas plásticas.
224
post-template-default,single,single-post,postid-224,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by Juan Manuel in Sin categoría

Inglaterra: estudiantes crean “Ooho”, la primera “botella” de agua comestible

¿Cómo funciona este mecanismo?

Fue creado en una facultad de arte, pero podría cambiar el futuro de la ciencia y el medioambiente. Un envase biodegradable para el agua podría hacer obsoletas a las botellas plásticas.

El invento se llama “Ooho!” y es autoría de tres estudiantes de diseño industrial del Royale College of Art de Londres, el español Rodrigo García y los franceses Pierre Paslier y Guillaume Couche.

Se trata de una recipiente hecho de algas y cloruro de calcio y elaborado a través de la esferificación, una técnica culinaria profundizada por el chef español Ferran Adrià. Dicha práctica consiste en la gelificación de un líquido que se sumerge en un baño de Calcic (sal de calcio) y se le añade Algin (ácido carbohidrato obtenido de las algas marinas). De esta mezcla se obtienen esferas de diferentes tamaños que se pueden manipular, ya que son flexibles.

Elaborada la membrana, que asimila a una gota, se congela el agua antes de “embotellarla”. Después, se almacena en una doble membrana, para asegurar la higiene y permitir el etiquetado en caso que se requiera.

“Ooho!” está inspirada en las yemas de huevo y, según los propios estudiantes, se pude fabricar en casa. De hecho, el mismo chef español lanzó al mercado el kit para que los aficionados a la cocina puedan practicar la esferificación.

Para beber, basta con pinchar la membrana gelatinosa de algas, que al ser natural y biodegradable se puede ingerir o botar sin sentirse culpable, ya que no contamina.

La botella comestible fue premiada en el Lexus Design Award 2014 y proclamada uno de los cincos objetos que “podrían cambiar el mundo”, por el Foro Global de Diseño.

Fuente: noticias ambientales

Ingresar un comentario

happy wheels