Gestión Ambiental | Una bicisenda convierte luz solar en energía y alimenta semáforos y casas
Por ahora son solo 70 metros de una mano de la ciclovía.
851
post-template-default,single,single-post,postid-851,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by Juan Manuel in gestión ambiental

Una bicisenda convierte luz solar en energía y alimenta semáforos y casas

Por ahora son solo 70 metros de una mano de la ciclovía.

“El camino del futuro y el camino hacia el futuro”. Así es cómo se presenta la ciclovía solar de la ciudad de Krommenie, al noroeste de Amsterdam, y que es la primera ciclovía solar del mundo.

Por ahora son solo 70 metros de una mano de la bicisenda. El carril está hecho de módulos de concreto con celdas solares y cubierto con una capa delgada de vidrio templado.

La energía creada a partir del carril puede alimentar cosas como semáforos, señalamientos o casas, según los especificaron los funcionarios de la empresa SolaRoad. Pero por el momento la electricidad generada se inyecta en la red eléctrica pero en el futuro podría ser utilizada para iluminar la vía pública ya que con el tiempo será más eficiente. Se estima que en los próximos años la ciclovía se expanda mucho más.

Esta innovación presenta dos desventajas importantes hasta ahora; la primera es su alto precio, ya que cuando en 2016 esté lista con sus 100 metros de largo, habrá requerido de una inversión de $3,7 millones de dólares. La segunda, es que los paneles no se pueden orientar hacia el sol por lo que son 30% menos eficientes que los paneles solares. No obstante, “el hecho de que solo la primera etapa de esta ciclovía permita entregarle energía a tres casas de los alrededores y a parte de los sistemas públicos de iluminación, monitoreo de tráfico y a los autos eléctricos, es, por lejos, mucho más beneficioso y supera cualquier desventaja”.

Fuente: La Voz del Interior

Ingresar un comentario

happy wheels