Gestión Ambiental | Mejor no limpiemos tanto
986
post-template-default,single,single-post,postid-986,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by jimoreno in gestión ambiental

Mejor no limpiemos tanto

La Justicia de Córdoba acaba de confirmar la elevación a juicio de una causa inédita en el país: se juzgará a seis ­imputados –productores, aeroaplicadores, ingenieros agrónomos– acusados de afectar 
la ­salud de la población al contaminar un 
barrio por mala aplicación de agroquímicos en campos.

La llamada “causa madre” de Ituzaingó Anexo se suma a varias polémicas ambien­tales que tienen como escenario a Córdoba, aunque sean apenas una muestra de un fenómeno global.

Hace pocos días, este diario publicó un estudio de la Universidad Nacional de Córdoba-Conicet que muestra las alteraciones en la ­salud de los aplicadores de plaguicidas. Allí 
se ponen de manifiesto los graves riesgos que conlleva la mala aplicación de estas sustancias, y la falta de controles para detectar esas falencias.

Por otro lado, son sintomáticas las reacciones que, por ejemplo, despertó el relevamiento de casos de cáncer en la localidad de Monte Maíz.

Más allá de las posturas ideológicas y/o científicas, poco a poco se impondrán ­debates para los que aún no estamos tan preparados.

Ni hablar de la radicación de Monsanto en Córdoba, que tiene todos los condimentos necesarios para manejar mal cualquier asunto sensible para una población (aunque en este caso la discusión exceda lo ambiental).

Todo esto va más allá de quién tiene razón, porque todavía no está tan claro y queda mucho por esclarecer. La pregunta es si hay ­voluntad e interés en debatirlo o si sólo es cuestión de aparecer para combatir posturas extremas con otras aun más exageradas.

¿Habrá que revisar alguna vez el modelo agro-productor en el país? ¿Harán algo las universidades o los gobiernos para encarar estudios consensuados que den alguna respuesta? ¿Qué estaríamos dispuestos a resignar si decidiéramos tener un mundo más ­limpio?

Primero hay que definir ese paradigma, para luego investigar sus modelos y, eventualmente, darles un giro si fuera necesario.

Otro relevamiento publicado ayer por este diario mostró, a través de una encuesta realizada por la Organización de Naciones Unidas (ONU), que los argentinos figuran entre los que más piden una lucha feroz contra el cambio climático. Aunque, a la hora de explicar cómo se comprometerían a hacerlo, suenan mucho menos convencidos. La mayoría está a favor de aplicar energías renovables, pero pocos se muestran dispuestos a reemplazar la nafta en los tanques de sus autos.

Ejemplos cotidianos sobran. La gente despotrica contra los servicios del municipio, pero se cansa de tirar basura en las plazas 
o de romper divisores amarillos en las calles para esquivar dos autos e ir un segundo 
más veloz.

Como en el caso de Ituzaingó Anexo, a veces la Justicia va más rápido de lo que la sociedad saca en limpio de sus debates.

Todo indica que falta mucho para sincerarse, abrir la mente, extirpar prejuicios y prepararse para lo que hubiera que hacer, sean cuales fueran las conclusiones.

Ingresar un comentario

happy wheels