Gestión Ambiental | Derrame de cianuro: en Jáchal venden rifas para traer a un experto estadounidense
1067
post-template-default,single,single-post,postid-1067,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in gestión ambiental, Recursos Naturales

Derrame de cianuro: en Jáchal venden rifas para traer a un experto estadounidense

La asamblea Jáchal “No se toca” consiguió pagarle un pasaje a Robert Moran, el hidrogeólogo y perito oficial contratado por la Comunidad Económica Europea en el caso de derrame de cianuro en Baia Maree, en Rumania; llega hoy al país.

Fuente: La Nación

Rifas, tortitas de grasa y huevo, una tómbola con 100 números para disfrutar de un chivo y dos docenas de empanadas, además de aportes de las asambleas antimimeras de todo el país, fueron necesarias para afrontar el pago del pasaje aéreo desde Denver, en los Estados Unidos hasta Jáchal, en San Juan. El pasajero, el experto hidrogéologo estadounidense Robert Moran que llega hoy, es la esperanza que tienen los jachaleros para saber cuál fue la consecuencia real del derrame de cianuro, responsabilidad de la minera Barrick, en el suelo y el agua de los sanjuaninos.

El juez federal Sebastián Casanello, que atiende una de las causas que se sigue por contaminación, dispuso que el experto formará parte de la comisión técnica que evaluará el estado de la mina, cómo se produjo el accidente y si puede volver a repetirse, según 12 requisitos que el magistrado estableció en su resolución hace 10 días. Pasado mañana, junto a Diego Seguí, abogado de la asamblea, peritos de la Policía Federal y una traductora, subirán a 4000 metros a realizar esa inspección técnica en una primera visita. Mientras que el 20 de este mes inspeccionará Veladero el resto de la comisión, conformada por miembros del Ministerio de Energía y Minería; del Ministerio de Medio Ambiente; de Recursos Hídricos; y un miembro de la Asamblea y de la Asociación de Abogados de la Patagonia, que iniciaron la causa ante el fuero federal.

“Por lo pronto estamos juntando fondos, vamos vendiendo números de la rifa. La gente está esperanzada en que alguien venga y dé un dictamen técnico que nos diga la verdad sin ánimo de esconder cosas. Lo habíamos propuesto como perito de parte en el juzgado de Pablo Oritja [en la causa que se sigue en Jáchal] y él lo rechazó 15 días después del derrame. A esta altura no creemos que vaya a echar mucha luz sobre lo que ocurrió pero sí en qué condiciones está la mina y si se puede repetir el accidente”, indicó Saúl Zeballos, un vecino que inició la causa en la localidad sanjuanina y que comenzó con una movida para recolectar los fondos que le faltan a la asamblea.

El costo de traer al experto asciende a unos 7000 dólares. Ese monto cubre los pasajes aéreos, la estadía y los honorarios. “Rifas, venta de dulce de membrillos, tortitas típicas de Jáchal de grasa y huevo, esas son algunas de las cosas que están haciendo los vecinos. También contamos con la solidaridad de las asambleas de Esquel, en Chubut; El Algarrobo, en Catamarca, y de la UAC, de Mendoza”, relató Seguí, quien recordó que pidió apoyo económico al ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, cuando estuvo en Jáchal, pero aún no hubo respuesta oficial. Por el momento, han recolectado unos 3500 dólares, resta la mitad para cubrir los honorarios del experto que ascienden a 500 dólares por día.

Oritja multó con 145 millones de pesos a la Barrick hace 15 días y procesó y embargó a nueve empleados de la empresa por el derrame que ocurrió el 12 y el 13 de septiembre pasado. “Queda en evidencia, una vez más, la brutal desigualdad que hay entre el dañador y el damnificado. Siempre en el delito ambiental el daño lo hace una empresa y el dañado, en el 99% de los casos, son poblaciones sin posibilidad de acceso a los recursos económicos para poder afrontar estudios o peritajes siquiera”, indicó Seguí. La Corte Suprema es la que debe determinar cuál será el juzgado que seguirá adelante con la causa. Si el de Casanello o el de Oritja.

Fuentes de la empresa Barrick Gold indicaron a LA NACION mediante un comunicado que temen que la intención de Casanello sea el cierre de la mina : “Barrick manifiesta su más absoluto compromiso con la investigación que lleva adelante la Justicia, y seguirá colaborando, como lo ha hecho desde el primer momento, con todo lo que se nos requiera. Más allá de que Barrick no es parte de esta causa, creemos fundamental que se mantenga la objetividad dentro de un proceso de evaluación técnico-profesional como el que realizará esta comisión de expertos designada por el Juez Casanello. Es por esto que consideramos que la participación activa en esta comisión de la parte querellante atenta contra dicha objetividad, teniendo en cuenta que ya se manifestaron públicamente en contra de la actividad y a favor de un cierre de la mina”.

En la causa que tramita en el juzgado de Casanello también se comprobó, luego de un informe de la ex Secretaría de Ambiente, que se registraron, al menos, tres derrames anteriores: ocurrieron el 31 de julio y el 29 de noviembre de 2011. Y el 22 de marzo de 2012. Según la empresa minera, “los eventos que se mencionan en el artículo periodístico publicado por un medio de prensa fueron debidamente contenidos en el área de operación de la mina a través de los sistemas de contingencia diseñados a tal fin, y no tomaron contacto con cursos de agua ni representaron un potencial riesgo para el ambiente. Todos estos eventos, sin excepción, fueron debidamente informados a las autoridades competentes como indican los procedimientos internos y como lo exige la normativa”.

Para Zeballos, siempre queda una inquietud: “Qué hubiese pasado si no hubiéramos hecho presión aquí en Jáchal. Estamos curados de espanto de cómo se maneja el relato del supuesto control a la megaminería en San Juan”.

Ingresar un comentario

happy wheels