Gestión Ambiental | Curiosidades sobre la costumbre de “matear”
1143
post-template-default,single,single-post,postid-1143,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Sin categoría

Curiosidades sobre la costumbre de “matear”

Por Aguas Cordobesas

0

Protagonista de desayunos y meriendas, motivo de una buena charla, excusa para una juntada de amigos o compañía en un día de estudios, el mate es, sin dudas, la infusión más popular en nuestro país y en varios países limítrofes.

Compartimos algunas curiosidades:

Se prepara con yerba mate (Ilex paraguariensis), una planta originaria de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y el curso superior del Uruguay. Estas plantas se secan, cortan y muelen, y adoptan un sabor amargo.

La costumbre de “matear” nació en la época precolombina, entre los pueblos originarios guaraníes, quienes también se la transmitieron a los pueblos con los que comerciaban. Los colonizadores españoles también adoptaron al mate y hoy es una costumbre muy fuerte en Argentina, Uruguay, Paraguay y parte de Brasil.

La palabra “mate” proviene del vocablo quechua matí, que significa calabaza, material con el que crearon los primeros contenedores para beberlo.

Se convirtió en una infusión para tomar “en ronda” en aquella misma época. Los guaraníes sepultaban los restos de sus seres queridos y en ese mismo lugar plantaban yerba mate. Luego cosechaban la planta y tomaban el mate en ronda para que el espíritu de aquellas personas pasara a sus cuerpos a través de la planta.

Existen modos especiales de tomar mate. Por ejemplo: si se lo toma en ronda, el cebador empieza por quien está sentado a su izquierda; y si una la persona que acaba de terminar un mate dice “gracias”, significa que ya no desea seguir tomando.

Hay quienes lo hacen dulce y agregan hierbas para aportarle otros sabores. En Córdoba, por ejemplo, es utilizada la peperina. La costumbre del mate dulce es más común en Argentina y Uruguay.

Para el verano, el mate frío. En Paraguay, y en el noroeste argentino, se toma el tereré, que es el mate preparado con agua helada. Al tereré se le suelen agregar cáscaras de limón o naranja para hacerlo más refrescante, e incluso hay quienes lo toman directamente con jugos.

Preparación

Para preparar el mate de manera correcta, el agua debe alcanzar los 70 u 80 grados como máximo.

Existe un modo más o menos generalizado de prepararlo: se llenan tres cuartas partes del recipiente con yerba, se coloca una mano en la boca del recipiente y se lo sacude para que las hojas y los palos queden en el fondo, y el polvillo, en la parte superior. Luego, se inclina el recipiente para que la yerba se acumule de un solo lado y se vierte un poquito de agua en la parte donde quedó menos yerba. Finalmente, en ese lugar se coloca la bombilla. Cada mate se debe cebar vertiendo agua por ese mismo costado para que se humedezca sólo la mitad de la yerba y el sabor permanezca por más tiempo.

Ingresar un comentario

happy wheels